Abrazando el cambio

Archivo para agosto, 2011

¡Llegaron las papillas!

Sí, cuando el bebé tiene 6 meses, seguramente el pediatra indicó qué alimentos podrá comer tu bebé. ? ¡Maravilloso! Será toda una experiencia para los padresy el pequeño. La cuestión es que ahora viene una etapa donde las mamás tomarán conciencia de que lomejor para nuestro hambriento comensal es la comida casera.

Y…¿ de qué modo se puede preparar? ¿carne cocida o jugosa?¿a la plancha o al horno?¿lo corto en trocitos o proceso todo?

¡Bueno, mamis, aquí les doy unas ideas geniales para ir haciendo y estimular al bebé a una nueva aventura de sabores y colores!

6 meses

Lo primero: qué darle y cómo

Al principio, ten en cuenta que tu bebé conoce la leche y que aún no es capaz de masticar. Por lo tanto los alimentos deben tener una consistencia blanda, de textura homogénea (sin pedacitos) y de sabor agradable.

En cuanto al horario, lo ideal es la hora del almuerzo, aprovechando la reunión familiar. Si el bebé come solo, no tendrá la oportunidad de interactuar con los miembros de la familia, ni los verá masticar, llevarse el alimento a la boca, actos que lo estimularán a imitar más adelante. Además, es un momento de alegría, de conversaciones, de festejos cuando el pequeño comienza a ingerir sus primeros alimentos.

Si la mamá trabaja y prefiere ser ella quien le dé de comer, a la tarde o a la noche estará bien, lo importante es estar ambos, tranquilos y relajados.

Cantidades

Media taza de papilla y media de postre estarán bien. Ten en cuenta que las primeras papillas sirven de aprendizaje. Son para aprender a ingerir, descubrir sabores y texturas nuevos. En un principio, la leche materna o mamadera siguen siendo el alimento principal. Así que, mucha de la comida que llegue a su boca la rechazará o escupirá porque aún conserva el reflejo de protrusión lingual, que le servía para empujar el pezón o la tetina y obtener así el alimento. Además, no conoce la cuchara y no sabe de otros alimentos más consistentes que la leche. Los primeros tiempos hay que premitirle que toque, huela y juegue con la comida. No importa que ensucie. Tu tarea es acompañarlo durante el proceso de aprendizaje.

7 a 9 meses

A los 7 meses, ya estará en condiciones de agregar la segunda comida del día. Si la primera era el almuerzo, ahora puede incorporar la cena o la merienda. O a la inversa: si hasta ese momento cenaba, tendrás que darle el almuerzo.

A esta altura podrás enriquecer su dieta con una gran cantidad de alimentos: sémola, arroz (bien cocido, tamizado, para evitar que se atragante con los granos), yema de huevo (la clara recién después del año, porque puede ocasionarle alergias), yogur, postres preparados con fécula de maíz, lecha y azúcar, quesos y ricota mezclados con las preparaciones.

Texto extraído de "Bebé gourmet", publicación anual de Ahora Mamá S.A

Próximamente, continuaremos contándote qué alimentos darle y cómo prepararlos!

¡Envianos tus comentarios y también tus preguntas!

¡Hasta pronto!

Anuncios

Taller: Los hijos en medio de la tormenta

Este Lunes vamos a ver cómo ayudar a los hijos cuando los padres se separan o están divorciados.
Es gratuito. Sólo hace falta que vengas. ¡Te esperamos!

Taller: Crisis de autoridad

El Lunes 8 de agosto a las 20 hs se desarrollará un Taller donde los padres podrán encontrar respuestas respecto al tema límites en la educación de los hijos.

¡Basta de echarle la culpa a mi perro!

Por Silvia Romero

Si tuviéramos una mirada introspectiva acerca de lo que hacemos, tal vez nos sorprendamos cuántas veces de todo aquello que nos quejamos es por causa de nuestros propios actos y nuestros actos, por causa de nuestros pensamientos negativos.

La queja es esa forma de frustración verbalizada o gesticulada, porque no nos animamos a cambiar aquello que nos hace sentir mal. La pregunta es, ¿me quedo instalado en lo amargo de la sensación que tengo por no lograr lo que quiero? ¿Echo la culpa de ello al perro, al gato, a mis padres o mi cónyuge? ¿Por dónde comienzo para cambiar esa circunstancia que me aqueja? (más…)